La puerta es uno de los elementos más sensibles de nuestra vivienda. Es el punto de acceso principal a nuestro hogar y puede estar en contacto directo con la vía pública. Esto hace que la puerta sea la superficie exterior que sufre mayor número de ataques. El motivo: la facilidad que encuentran muchos ladrones y bandas organizadas para manipular el cilindro, también conocido como bombín.

Según la Unión de Cerrajeros de España, entre el 80-90% de las cerraduras instaladas actualmente pueden abrirse en tan solo 25 segundos a través de técnicas como el bumping (Ver: ¿Cómo funciona el bumping y por qué es la técnica de robo más utilizada en España?). Esto se debe, según apunta esta asociación, a que la mayor parte de las cerraduras están obsoletas y anticuadas, lo que hace que no estén preparadas para soportar los métodos de intrusión actuales.

En total, el pasado año (2016) se produjeron 112.925 robos con fuerza en viviendas según el último balance de criminalidad publicado por el Ministerio del Interior. Una preocupante cifra que se traduce en 310 robos al día. La Comunitat Valenciana, la Región de Murcia, Cataluña o Castilla-La Mancha son algunas de las comunidades más afectadas por estos delitos (Ver: Ranking de las Comunidades Autónomas con mayor índice de robos en viviendas).

Qué debe tener un buen cilindro de alta seguridad

¿Te has preguntado cuándo fue la última vez que cambiaste el cilindro?  Si no has renovado tu cilindro desde hace algunos años y quieres incrementar la seguridad y resistencia de tu vivienda, te mostramos las características básicas que debe tener el nuevo cilindro que adquieras:

  1. Para evitar bumping el cilindro debe incorporar pistones que no sean susceptibles a la energía cinética. Por ejemplo, pistones magnéticos (Ver: Cómo funciona el mecanismo de una cerradura).
  2. Para evitar que extraigan con unos alicates tu cilindro (snapping) es importante que el bombín no sobresalga de la puerta. Así mismo, asegúrate de que incluye una sección de rotura planificada y un sistema que bloquee el giro de la leva. De esta forma, en caso de que el intruso logre extraer la parte exterior del cilindro, no podrá desbloquear el giro de la leva lo que frustrará su ataque.
  3. Tu nuevo cilindro debe también estar preparado para posibles ataques con taladro (drilling). Un buen cilindro de alta seguridad es capaz de soportar este ataque a través de materiales más resistentes que los de la propia broca del taladro (por ejemplo, molibdeno).
  4. Otra de las características que debe incluir un buen bombín es un sistema de piston-sobre-pistón (pin-within-pin) y un pin magnético. Esto dificulta las labores de ganzuado y, como ya mencionamos, también complica la técnica bumping.
  5. Por otro lado, es recomendable que las llaves no sean tipo serreta sino que tenga hoyuelos dobles y con múltiples ejes. Además, es importante que estas sean incopiables. Es decir, que solo tú puedas solicitar una copia de las llaves.

¿Tienes alguna duda? En Securité estaremos encantados de ayudarte gratuitamente. Puedes contactarnos a través de nuestro chat (ubicado la parte inferior derecha de nuestra web) para estas y otras cuestiones vinculadas a tu seguridad y la de los tuyos.