Neighbourhood Watch es una organización sin ánimo de lucro que tiene por objetivo crear vecindades fuertes, vigilantes, cohesionadas y activas, en las que sea menos probable que ocurran delitos y conductas anti-sociales. Nació en 1964 en Nueva York como respuesta al conocido asesinado de Kitty Genovese y, desde entonces, su crecimiento ha sido imparable.

Logo de Neighbourhood Watch.

En el año 1982 llegó a Reino Unido estableciéndose la primera comunidad Neighbourhood Watch en el pequeño pueblo de Mollington, situado en Cheshire.

Tal y como indican en su página web, “nuestra visión es la de una sociedad centrada en la confianza y el respeto, en la que las personas estén a salvo de la delincuencia y disfruten de una buena calidad de vida“. Neighbourhood Watch busca así “que nadie se sienta asustado, vulnerable o aislado en el lugar en el que viven”.

Nuestra visión es la de una sociedad centrada en la confianza y el respeto, en la que las personas estén a salvo de la delincuencia y disfruten de una buena calidad de vida

Kitty Genovese

Kitty Genovese

Para comprender mejor la misión de Neighbourhood Watch es imprescindible remontarse a 1964. El 13 de marzo de ese año Kitty Genovese fue asesinada a los 28 años cerca de su casa en Kew Gardens (Nueva York). Regresaba del trabajo sin ser consciente de que otro coche (cuyo conductor era Winston Moseley) la seguía.

Al bajarse del coche para ir a su apartamento Moseley la apuñaló dos veces por la espalda. Ante los gritos de auxilio de Genovese uno de los vecinos pidió desde su ventana al atacante que parara la agresión.

Winsto Moseley decidió huir pero regresó tan solo 10 minutos más tarde. Encontró a Genovese tumbada en el vestíbulo del edificio en el que vivía, continuó con las puñaladas, la violó y huyó después de más de media hora de agresión.

Efecto espectador

El asesinato de Kitty Genovese generó gran polémica y numerosos medios de comunicación se hicieron eco del suceso. Entre ellos, el New York Times, que publicó un artículo de investigación escrito por Martin Gansberg con el titular “38 personas vieron un asesinato y no llamaron a la policía”.

A pesar de que se cuestiona el número exacto de vecinos que eran consientes de que algo ocurría, lo cierto es que al menos 12 individuos -según la investigación policial-, habían visto u oído partes del ataque. No obstante, solo uno de ellos llamó a la policía.

El asesinato de Genovese derivó en estudios y análisis de conductas sociales que dieron por resultado el conocido efecto espectador o síndrome Genovese (ver imagen inferior). Se trata del fenómeno psicológico por el que es menos probable que alguien intervenga ante una situación de emergencia si hay más personas en el lugar. Según el efecto espectador, al haber varias personas la responsabilidad de actuar o ayudar se difumina lo que acaba provocando que nadie reaccione.

Efecto espectador. Fuente: Pictoline.

El éxito de Neighbourhood Watch

Ejemplo de comunidad Neighbourhood Watch.

El asesinato de Kitty Genovese marcó el inicio de Neighbourhood Watch tal y como señala la propia organización en su página web.

Desde entonces y como ya expusimos al comienzo de este artículo, Neighbourhood Watch ha continuado creciendo y actualmente es una organización de renombre que trabaja para conseguir la colaboración y cooperación de cada vez más vecindades no solo en Reino Unido, sino también en otros países del mundo.

Neighbourhood Watch, además, colabora con las autoridades para disminuir la actividad delictiva. Uno de los casos más exitosos, en 2010, cuando junto con el Ayuntamiento de Leeds instalaron 10.000 cilindros Avocet ABS® en hogares de víctimas de robo recurrente. Con esta iniciativa y la labor de la policía se logró reducir un 36% la tasa de robos hasta octubre de 2012.   

La compañía nos ha impresionado con su compromiso de erradicar una práctica criminal que es demasiado sencilla con un producto que está probado para mantener a los ladrones a raya

“La compañía nos ha impresionado con su compromiso de erradicar una práctica criminal que es demasiado sencilla con un producto que está probado para mantener a los ladrones a raya”, comentaba Jim Maddan, presidente de Neighbourhood Watch, sobre Avocet en un artículo publicado por el diario The Huddersfield Examiner.

En definitiva, detrás de Neighbourhood Watch se esconden numerosas historias de éxito y todas guardan un punto en común: la cooperación y colaboración activa de la ciudadanía junto con la aplicación de sistemas de seguridad de calidad es clave para disminuir los delitos e incrementar el bienestar social.