Los robos con fuerza en viviendas se han convertido junto con la amenaza terrorista en la principal preocupación de los Mossos d’Esquadra. Durante el pasado año 2016 se registraron 23.661 robos en Cataluña según el último balance de criminalidad publicado por el Ministerio del interior. Esta cifra se traduce en una media de 2.000 robos mensuales y 65 diarios.

Tal y como ha publicado en un artículo el diario La Vanguardia, la principal preocupación de las autoridades recae en las víctimas de robos en viviendas, que sienten vulnerada la privacidad y seguridad de su hogar. En muchas ocasiones esto puede derivar en problemas psicológicos que incluso dificultan la vuelta a la normalidad de las personas afectadas por estos delitos.

Aunque la cifra mensual oscila en torno a los 2.000 robos en viviendas, hay meses más complicados que otros, con repuntes u oleadas de robos. Además, las bandas organizadas suelen incrementar su actividad durante los meses o semanas que coinciden con el periodo vacacional. Por ejemplo, la época navideña, la Semana Santa o los meses de verano.

Unas zonas más afectadas que otras

Aunque las bandas organizadas pueden elegir cualquier zona para cometer asaltos en viviendas, lo cierto es que algunas zonas registran una tasa superior de robos. La región policial metropolitana norte es, por ejemplo, la que concentra mayor actividad, tanto de bandas organizadas como de ladrones puntuales. Esta zona agrupa comarcas como Vallès Occidental, el Oriental y el Maresme, en las que se ubican municipios como Sant Cugat, Rubí, Alella, Arenys, l’Ametlla o Montgat.

La mayor parte de estos robos son cometidos por bandas itinerantes, es decir, actúan en varios puntos de la geografía española lo que dificulta las investigaciones policiales. Ante esto, intercambiar información entre los cuerpos de seguridad es clave para poder comprender cómo actúan estas bandas y qué acciones emprender para desarticularlas.

Estas citas nos permiten tener una conciencia más clara de que es una prioridad de todos los Mossos, y agiliza el compartir muchísima información

El pasado viernes tuvo lugar en Tarragona la reunión mensual a la que asisten los responsables de los grupos de investigación de robos con fuerza de cada región policial. “Estas citas nos permiten tener una conciencia más clara de que es una prioridad de todos los Mossos, y agiliza el compartir muchísima información”, explica a La Vanguardia Jordi Ollé, que dirige desde la División de Investigación Criminal (DIC) las políticas de acción de los Mossos d’Esquadra .

El perfil del delincuente

Este 2017 los Mossos d’Esquadra han detenido a 700 personas por perpetrar robos en viviendas. La mitad de estos delincuentes son españoles, seguidos de marroquíes, tal y como ha publicado La Vanguardia. Los chilenos también ocupan una posición destacada dentro del ranking. “Todos tienen antecedentes en Chile. De hecho para ellos dar el salto a Europa significa un ascenso en su currículum delincuencial”, comenta Jordi Olle.

En estos casos los Mossos reciben información a través de la Interpol y facilitada por la Policía de Chile. Se trata de delincuentes hábiles que trabajan durante toda la jornada y que siempre comenten sus robos cuando tienen la certeza de que no hay nadie en el interior de las viviendas.

Cataluña, entre las 5 CCAA con mayor tasa de robo en viviendas

Cataluña es la cuarta Comunidad Autónoma más afectada por los robos en viviendas según el Ministerio del Interior. Por delante se sitúan la Comunitat Valenciana, la Región de Murcia y Castilla La-Mancha. El top 5 lo completa las Islas Baleares (Ver: Comunidades Autónomas con mayor índice de robos en viviendas).