La Guardia Civil, dentro del marco de la operación ‘Diseminado Motor’, ha desarticulado una banda organizada que se dedicaba a robar vehículos y en el interior de viviendas en Málaga. En total, 25 personas detenidas a las que se les acusa de al menos 30 robos cometidos en las localidades de Torremolinos, Mijas, Ojén, Marbella, Alhaurín el Grande, Monda y Coín, tal y como ha publicado la Guardia Civil en un comunicado.

Tras 9 registros en viviendas y casas de campo de Málaga y Sevilla, la Guardia Civil ha intervenido 28 vehículos (motocicletas, quads, coches, ciclomotres, remolques, etc), más de 100.000 euros en efectivo, un revólver, munición, 4 armas de aire comprimido, un kilo de marihuana y 200 gramos de hachís, entre otros.

La investigación comenzó tras las denuncias de varios robos de vehículos y en el interior de viviendas y casas de campo aisladas. El ‘modus operandi’ era similar lo que indicaba que los delitos habían sido cometidos por una misma organización.

Asaltaban a narcotraficantes

Las autoridades también pudieron constatar a lo largo del proceso de investigación que esta banda asaltaba a narcotraficantes con el objetivo de sustraerles la droga para posteriormente venderla. Para esto, utilizaban armas de fuego que fueron intervenidas durante los registros. Uno de sus últimos robos tuvo lugar en una vivienda en Fuengirola -propiedad de un conocido empresario- donde sustrajeron una gran cantidad de dinero en efectivo y otros objetos de valor como joyas.