Los vecinos del municipio de Marratxí, situado en la isla de Mallorca, están sufriendo las consecuencias de la ocupación ilegal. En concreto, tres viviendas en Can Carbonell han sido ocupadas de forma ilegal en los últimos días preocupando a los vecinos de la zona.

Según informa en un artículo el diario Última Hora, se trata de okupas que han suscrito un falso contrato de alquiler con una mafia dedicada únicamente a buscar viviendas vacías, cambiar las cerraduras y realquilarlas posteriormente.

“Es un problema grave, pero tenemos pocas herramientas para poder hacerle frente”, comenta Antoni Mangiova, concejal de Participació i Seguretat Ciutadana, haciendo referencia a la necesaria orden de desalojo del juez una vez el propietario ha denunciado los hechos.

Lo único que podemos controlar es si se conectan de forma irregular al suministro eléctrico o a la red de agua potable.

“Lo único que podemos controlar es si se conectan de forma irregular al suministro eléctrico o a la red de agua potable. Es en lo único que el Ajuntament puede intervenir”, añade Mangiova.

Este problema ha generado la indignación general de los vecinos de Marratxí, hasta el punto de que algunos tienen en venta su propiedad y prefieren no hacerlo público. Además, Marratxí no es el único municipio que está sufriendo las consecuencias de la ocupación ilegal. En las últimas semanas se han registrado en Inca varias ocupaciones incluso en zonas céntricas.