Los vecinos de la comarca de l’Alacantí (Comunitat Valenciana) llevan varias semanas sufriendo las consecuencias de una oleada de robos en chalés y urbanizaciones. Algunos de los ejemplos más recientes son los robos cometidos en la urbanización La Almajada y la zona de La Huerta (Mutxamel), tal y como publicamos la pasada semana en Securité.

La situación ha llevado a los propietarios de las viviendas a incrementar la seguridad a través de alarmas y cámaras de vídeo vigilancia. Antonio González, secretario de la Asociación de Vecinos La Huerta de Mutxamel, ha señalado en una entrevista para Securité que los robos comenzaron a finales de diciembre de 2016 y se han extendido hasta a día de hoy.

Entran cuando no hay nadie en el interior de las viviendas, rompiendo las rejas de las ventanas o forzando las puertas

Así mismo, Antonio señala que los ladrones entran “cuando no hay nadie en el interior de las viviendas, rompiendo las rejas de las ventanas o forzando las puertas”. También afirma que no es la primera vez que los robos suceden en la comarca de l’Alacantí, ya que hace aproximadamente 5 años vivieron una situación similar.

Por el momento, la respuesta de las autoridades ha sido acertada, incrementando la vigilancia en las calles. Aún así, se trata de numerosas urbanizaciones repartidas en diferentes puntos lo que complica las labores de vigilancia. “Creo que el problema está en que nos estamos agrupando en núcleos pequeños de urbanizaciones lo que hace que el núcleo urbano sea más amplio y difícil de vigilar“, comenta Antonio.

La Comunitat Valenciana encabeza el índice de robos en viviendas en España

La Comunitat Valenciana encabeza el índice de robos en viviendas de España según el último balance de criminalidad publicado por el Ministerio del Interior. En total, en 2016 se registraron 19.065 robos en viviendas solo en esta comunidad, lo que se traduce en una media de 52 robos diarios.

Se trata de unas cifras que sitúan a la Comunitat Valenciana en primera posición a nivel nacional, por delante de la Región de Murcia, Castilla La-Mancha, Cataluña, Islas Baleares y Andalucía (Ver: Ranking de las Comunidades Autónomas con mayor índice de robos en viviendas).

Entrevista completa con Antonio González

Securité ha hablado con Antonio González, secretario de la Asociación de Vecinos La Huerta de Mutxamel, para conocer mejor la situación que están viviendo los vecinos de la comarca de l’Alacantí tal y como comentábamos al comienzo de este artículo. Aquí puedes consultar la entrevista completa:

  • ¿Cuando comenzaron los robos y qué zonas son las más afectadas? 
 Los robos en viviendas y fincas comenzaron desde finales de diciembre y han seguido desde el mes de enero hasta día de hoy, aunque con menor intensidad.
  • ¿Habíais sufrido oleadas de robo en viviendas anteriormente?
 Sí, hace aproximadamente cinco años.
  • ¿Qué métodos o técnicas están utilizando los cacos para acceder a las viviendas?
Los ladrones entran principalmente cuando no hay nadie en el interior de la vivienda, rompiendo las rejas de las ventanas o forzando las puertas.
  • ¿Cuál ha sido la respuesta de las autoridades ante este repunte en el número de robos? ¿Percibe ahora mayor vigilancia?
 La respuesta de las autoridades ante el repunte de robos fue buena y estamos muy bien atendidos en este sentido, ya sea por parte de Guardia Civil como de la Policía Local.
  • ¿Cree que existe la suficiente seguridad en Mutxamel o que las viviendas cuentan con medidas de seguridad adecuadas (cilindros de alta seguridad, alarmas, cámaras de vídeo-vigilancia, etc)?
Hay seguridad pero se trata de muchas urbanizaciones y poco personal. Los vecinos han instalado sistemas de seguridad, ya sean cámaras de vídeo vigilancia o sistemas de alarma convencionales.
  • Y por último, la Comunitat Valenciana encabeza el índice de robos en viviendas de España según datos del Ministerio del Interior, ¿cuáles cree que pueden ser los motivos?
Creo que el problema está en que nos estamos agrupando en núcleos pequeños de urbanizaciones lo que hace que el núcleo urbano sea más amplio y difícil de vigilar.