La Guardia Civil y la Policía Nacional han detenido a siete personas integrantes de una organización criminal dedicada al robo en viviendas en la provincia de Málaga. Los detenidos son de nacionalidad argelina y marroquí y habían cometido más de 40 robos en las localidades de Estepona, Marbella, Mijas y Fuengirola.

La operación, denominada ‘Aramis/Gazules’, se inició cuando las autoridades constataron la existencia de un grupo criminal que podía ser el responsable de varios robos con fuerza en domicilios de la costa malagueña. La organización contaba con una estructura sólida en la que cada miembro tenía una función concreta. Además, tomaban toda clase de medidas de seguridad, utilizando documentación falsa para ocultar sus identidades y para alquilar viviendas y vehículos.

Urbanizaciones de medio/alto poder adquisitivo

Los miembros de la organización antes de perpetrar un robo realizaban vigilancias en urbanizaciones de medio/alto poder adquisitivo. Controlaban el día a día de los propietarios para realizar los asaltos cuando se ausentaban de las viviendas. Para acceder, forzaban puertas y ventanas sin causar demasiados daños.  Una vez dentro de las viviendas sus objetivos siempre eran los mismos: dinero en efectivo y joyas.

Así mismo, en los asaltos también robaban las llaves de los vehículos de los propietarios para utilizarlos en posteriores robos. Una vez cometían los delitos, se deshacían de los vehículos y borraban cualquier pista que pudiera identificarlos.

11 registros

La Guardia Civil y la Policía Nacional realizaron durante la operación 11 registros en diferentes viviendas de las localidades de Mijas, Fuengirola y Sabinillas, de la provincia de Málaga, así como en Algeciras y Ceuta. Incautaron armas de fuego, material vinculado a los robos, dinero en efectivo y documentación falsa.  El Juzgado de Instrucción nº 2 de Fuengirola ha decretado prisión provisional sin fianza para 6 de los 7 detenidos.